The Macallan es el whisky más caro del mundo. Así lo decidió un multimillonario taiwanés en 2014, que pagó más de medio millón de euros en una subasta por una botella de cristal de Lalique de seis litros. Un récord para la marca más prestigiosa de Escocia. viajamos hasta su finca en Speyside, donde se unen la mejor tradición del destilado de malta con las botas de ‘sherry’ fabricadas en Jerez.

Hubo un momento en la subasta que se llegó a una situación perfecta. Quedaron dos personas pujando, un hombre de Taiwán, el señor Liao, y otro de China. Ambos estaban presentes en la sala de Sotheby’s, por lo que se veían las caras y ninguno quería perder. En un momento dado el pulso paró, para luego acelerarse rápidamente y llegar a 628.205 dólares (559.000 euros al cambio actual) por una botella de seis litros de cristal Lalique que contenía un whisky The Macallan elaborado con barricas de 1940 a 1990. David Cox, director de whiskys en el grupo Edring­ton, al que pertenece la marca escocesa, estaba en aquella sala y cree que la histórica rivalidad chino-taiwanesa ayudó a llegar a semejante cifra en enero de 2014 en Hong Kong, un récord Guinness que batía uno anterior también logrado por el dúo The Macallan-Lalique: 460.000 dólares en una subasta en Nueva York en 2012, pagados por un anónimo estadounidense. El taiwanés señor Liao se llevó el honor de elevar el listón hasta la cifra más alta jamás aportada por un whisky. “En Escocia creen que es un malgasto, pero en Asia las percepciones son otras”, señala Cox.

  • _MG_9640
  • _MG_9559
  • _MG_9297
  • _MG_9187
  • _MG_9330
  • _MG_8928
  • _MG_8887
  • _MG_8803
  • _MG_8655
  • _MG_8986
  • _MG_8745
  • _MG_8696
  • FXT11208
  • FXT11229
  •   

  • _MG_9862
  • _MG_9846
  • _MG_9774
  • _MG_9734
  • _MG_9667
  •    

  • _MG_9480
  • _MG_9464
  • _MG_9446
  • FXT11303
  •   

  • _MG_9226
  •           

  • _MG_8637 (1)
  • _MG_0721
  • _MG_0639
  • _MG_0551
  • _MG_0541
  • _MG_0340
  • _MG_0279
  • _MG_0017

“Invitamos al señor Liao y a su hijo a Escocia. Se alojó en esta casa y se sentó a cenar en esta misma mesa. Una gente encantadora”, añade Morag Ralph, manager de visitas de The Macallan, justo cuando dos sirvientas ofrecen un exquisito salmón, pescado en el río Speyside, el mismo del que el fabricante de whisky extrae el agua más pura para la producción de su espirituoso, y que además da nombre a la región escocesa más importante en producción de whisky (son cinco en el país). Estamos en el comedor de la Easter Elchies, una elegante villa construida en 1700 y símbolo de la marca, fundada un siglo más tarde, en 1824. Ubicada en una finca de 158 hectáreas, donde unas 35 se dedican al cultivo de la cebada –insuficientes para el ritmo actual de destilación de malta de The Macallan, que compra cereal fuera de sus límites–, es la joya simbólica para la compañía. Tras la cena, obligatorio beber un whisky, a elegir entre los de la gama 1824, que en lugar de por años de maduración, como históricamente se han vendido los scotch, se comercializa bajo tonalidades: gold, amber, sienna y ruby (oro, ámbar, siena y rubí).

Leer al completo en ElPaís.com | Descargar pdf | Pinterest | Fotografía de Carlos Spottorno