Leer al completo en ElPaís.com | Descargar pdf | Fotografías de Carlos González

Saltó a la NBA en un momento de dudas en su carrera. Pero a sus 21 años, Ricky Rubio ha recuperado la magia de su mejor baloncesto en Minnesota. Allí ha desatado la locura.

El prodigio del Joventut y Barça vuela ahora solo, lejos de su casa y su familia. Le acompañamos durante dos días en su aventura en los Timberwolves, en la mejor liga del mundo.