El Marina Bay Sands, en Singapur, es uno de los activos más pujantes de Sheldon Adelson, el magnate del juego que planea Eurovegas. Visitamos este país asiático y conocemos cómo se gestó y cómo funciona un ‘resort integrado’, el modelo del proyecto de Madrid aún pendiente de cambios legislativos para que se construya. Hotel, centro comercial y de convenciones, teatros, museo… para envolver el corazón de la máquina registradora del complejo: el casino. Un imán de dinero, turistas y empleo. Un negocio en el que no todos ganan.

Leer al completo en ElPaís.com | PinterestVideo y fotografías de Carlos Spottorno