“Cada vez se me hace más duro. Estoy cansado. La gente me mira y piensa que es fácil lo que hago…, y no, no lo es. ¡Es difícil!”. Usain Bolt (Sherwood Content, Jamaica, 1986) gesticula al subrayar la energía desplegada para convertirse en uno de los deportistas más exitosos y carismáticos de la historia. Desde que tenía 10 años –cuando empezó en el atletismo en la zona rural de la que procede, al norte de su país, aconsejado por su entrenador de críquet, el primer deporte al que se dedicó– hasta hoy no ha parado de correr. Cumplidos los 30, está a punto de despedir una época legendaria en el tartán. Desde 2008, Bolt ha dominado los 100 metros, 200 metros y 4×100 metros –distancias en las que ostenta los récords del mundo– tanto en Juegos Olímpicos (Pekín 2008Londres 2012 y Río 2016) como en mundiales (Berlín 2009Daegu 2011Moscú 2013 y Pekín 2015). De 21 medallas posibles en esas citas, Bolt se llevó 20 oros. Solo falló en los 100 en Daegu, donde una salida nula en la final le apartó de la lucha por el metal.

portada

“Una vez pregunté a Michael Johnson (cuatro oros olímpicos y ocho mundiales) por qué se había retirado. Me dijo: ‘Había conseguido todo, ¿por qué continuar?’. Me parece un argumento válido. Yo tenía mis objetivos: quería ser campeón olímpico en atletismo y lo conseguí. Todo lo que quería lograr… ya lo tengo”, señala Bolt con aire a despedida en Londres, ciudad a la que acudió a finales de noviembre para asistir al estreno de un documental sobre su vida, titulado I Am Bolt (yo soy Bolt). En un hotel londinense, el deportista charla con medios de todo el mundo, en sesiones individuales. Cuando sus casi dos metros de altura, vestidos con un chándal negro, entran en una habitación, saluda simpático y fotografía al periodista con su móvil: “Me gusta recordar a las personas con las que hablo”.

  • 2098 DOC Usain Bolt01
  • 2098 DOC Usain Bolt02
  • 2098 DOC Usain Bolt03
  • 2098 DOC Usain Bolt04
  • 2098 DOC Usain Bolt05
  • 2098 DOC Usain Bolt06

La película, que revela detalles de su preparación para los pasados Juegos de Río, explora también su lado más humano y la relación con su círculo profesional y personal más íntimo. Ahí está el Bolt al que le cuesta trabajo madrugar y ponerse a entrenar: “Ya no es tan divertido como antes. A medida que me hago más mayor, más tengo que sacrificarme. Ya no puedo salir tanto de fiesta. Ya no es agradable y no me apetece hacer algo que no disfruto. Solo pienso en dejarlo, acostarme tarde, relajarme, ser yo, sentirme humano”. Pero en I Am Bolt también está el atleta capaz de ponerse las pilas a tiempo, de llevar su cuerpo al límite, de escuchar a su entrenador, Glen Mills; a su mánager, Nugent Walker, NJ; a su agente, Ricky Simms, y a su masajista, Everald Edwards, Eddie, su círculo deportivo de confianza. “Vamos, Usain, tienes que esforzarte. Solo tres meses y después podrás hacer con tu vida lo que quieras”, le decía Simms antes de la cita olímpica de Brasil. Allí, Bolt se consagró como leyenda, el primero en conseguir tres veces el triplete olímpico en 100, 200 y 4×100. “Me encantaría ser recordado como uno de los mejores deportistas de la historia, como Muhammad Ali, como Michael Jordan o como Pelé. Pero también querría que me recordaran como una persona agradable, relajada, amorosa. Una persona que inspira a otras personas”, dice sobre su legado.

Leer al completo en ElPaís.com | Descargar pdf | Pinterest | Fotografía y vídeo de Universal Sony Pictures